Aunque el aceite de ricino ya es mundialmente conocido por su capacidad para hacer crecer el cabello rápidamente, ahora se utiliza cada vez más para el cuidado de la barba. Además del rebrote, ¡también hay otros beneficios en el menú! Para conseguir una barba sana y bien cuidada, descubra por qué debería utilizar aceite de ricino para su barba.

Aceite de ricino para el cuidado de la barba: una alternativa con múltiples beneficios

Al igual que facilita el crecimiento del cabello, el aceite de ricino le permitirá tener un mechón más completo y sin agujeros. Con un uso regular, corregirá cualquier imperfección de su barba, como un mechón grueso o espinoso. Gracias a sus propiedades regeneradoras y suavizantes, obtendrá una barba suave. El aceite de ricino es ideal para la piel. El aceite de ricino es ideal para la piel, ya que también tiene propiedades nutritivas y hace que el cabello crezca más rápido. En efecto, ayuda a frenar la multiplicación de los microbios en el arbusto, impidiendo que se propaguen a la piel. Además, purifica la piel y previene los picores y la aparición de caspa. Como cualquier aceite, facilitará el peinado de la barba sin tener que utilizar un gel especial. Después de un mes de tratamiento regular, podrá observar los beneficios del aceite de ricino en su barba. Sin embargo, tenga en cuenta que no es un aceite milagroso que hará crecer el cabello en lugares donde no está presente. El aceite de ricino sólo se utiliza para acelerar el crecimiento del vello existente o para revitalizarlo y conseguir una barba más sana y tupida.

Cuidado de la barba con aceite de ricino: la rutina a adoptar

No hay nada como una rutina regular para hacer crecer la barba. Sin embargo, para no engrasar demasiado el cabello, es mejor limitarse a dos o tres aplicaciones por semana. Para ello, elija el aceite de ricino puro. Pase una toalla caliente por su barba durante 5 a 10 minutos para abrir los poros. Esto facilitará la penetración del aceite y maximizará su eficacia aún más. A continuación, masajee la barba durante unos minutos. Para obtener un resultado rápido y satisfactorio, es mejor no aclarar, sobre todo porque el aceite y el agua son notoriamente difíciles de mezclar. Podrá observar los beneficios del aceite de ricino en la barba después de un mes de tratamiento regular.

¿Cómo elegir el aceite de ricino adecuado para el cuidado de la barba?

Para encontrar el aceite de ricino ideal para su barba, he aquí algunos criterios a tener en cuenta. En primer lugar, compruebe que no está refinado. Prefiera el aceite de ricino puro prensado en frío. El aceite debe ser únicamente aceite de ricino al 100%. El tamaño de su barba determinará entonces la cantidad de aceite necesaria para un cuidado duradero. Si no tiene ningún problema capilar en particular, puede incluir el aceite de ricino en su cuidado diario de la barba. De hecho, muchos aceites para barba del mercado lo contienen. Sin embargo, trate de elegir un producto que esté compuesto totalmente por ingredientes naturales.